Buscar

La batalla de Aquiles. Parte I

Las lesiones del tendón de Aquiles son muy frecuentes en corredores. De hecho, en corredores veteranos es la principal causa de lesión. Algunas estadísticas reportan que cerca del 40% de los corredores sufren alguna vez en su vida de lesiones en esta zona. 

Los factores de riesgo de esta lesión son multifactoriales:


- Intrínsecos: historial previo de lesión, déficit de fuerza de los flexores plantares de tobillo, déficits de movilidad de tobillo y cadera así como déficits o alteraciones biomecánicas. El uso de medicaciones crónicas de antibióticos, estatinas y otros fármacos también aumenta el riesgo y dificulta el tratamiento. Los pacientes con síndrome metabólico (diabetes, obesidad,…) también tienen más predisposición.


- Extrínsecos: cambios sobre todo en la intensidad más que en el volumen aumentan el riesgo de lesión, tras periodos de inactividad (periodos tan cortos como de 7-10 días producen desacondionamiento en el tendón por la falta de estímulos). Es típico tras periodo vacacional o si alargamos mucho la vuelta al entrenamiento tras acabar un maratón).


Para ser considerado un dolor del tendón, el dolor debe estar localizado, generalmente a punta de dedo o en un área muy reducida. El dolor está generalmente, en mayor o menor medida relacionado con la carga. Es dependiente de la carga. Es decir, si no hay carga no hay dolor y si aumenta la carga aumenta el dolor.


El diagnóstico diferencial es importante porque hay otras patologías que pueden cursar con dolor en esta zona como neurópatía del sural, enfermedad de Sever o impingement (pinzamiento) posterior del tobillo.


Es fundamental una vez descartadas estas patologías que entendamos que la tendinopatía del Aquiles tiene 3 localizaciones fundamentales: Tendinopatía del tercio medio del tendón (es la más frecuente), tendinopatía de la zona de inserción (en la zona más cercana al talón) y tendinopatía del paratendón (inflamación de la vaina o la bolsa que recubre el tendón).

El TRATAMIENTO y sobre todo el pronóstico pueden variar mucho. Los ejercicios y las recomendaciones de gait retraining (reeducación de la carrera) van a ser específicas para cada lesión. 


Por ello, ni los tratamientos pasivos van a ser la solución para la corrección de los factores de riesgo que han producido la lesión ni van a mejorar las propiedades mecánicas de estos tejidos. Un programa de ejercicios general de excéntricos de gemelos tampoco será la solución para todos los males, puesto que podrá incluso provocar más dolor en algunas patologías y además es poco específico para los corredores. 


En los próximos posts, os dejaremos algunas propuestas de trabajo de gemelo y algunas recomendaciones básicas para tus problemas con el tendón de Aquiles. 

© 2019 por @ivanvivo

  • Instagram Black Round
  • Twitter Round